Mis libros en Amazon

¿Qué es un cuerpo humano de quinta dimensión?

Cuando la persona nace en un cuerpo físico trae consigo memorias de múltiples vidas pasadas en la oscuridad del alma, vidas en las que no fue capaz de conectar con su Ser Superior para recorrer el camino de la abundancia espiritual y material que se promete a quien lo camina.

El cuerpo humano es un receptáculo disponible para recibir informaciones diversas de planos de conciencia más elevados en los que sí hay luz y en los que se trabaja de manera armónica y fluida sin interferencias de las memorias ocultas en el inconsciente que siempre actúan para salir a la luz y liberarse, es decir, que están presas en la memoria colectiva de la Humanidad y en la conciencia personal de cada uno.

Para celebrar la libertad de un cuerpo sin memorias hay que hacer un trabajo de luz muy poderoso, en el sentido de que hay que abrir puertas que se mantienen cerradas por el olvido de la memoria, y para abrir esas puertas hay que estar dispuesto a tolerar la incomodidad que supone hacerse cargo del recuerdo para que no vuelva a estar encerrado y deje de actuar en tu contra en lugar de a tu favor.

El mundo astral está lleno de historias de desamor de épocas pasadas y su misión es hacerse patentes en esta vida para verlos y sanarlos con el fin de que los cuerpos humanos se liberen del castigo que supone el dolor y la intolerancia a la realidad ajena; de las guerras y el suplicio de la muerte en vida cuando no aceptas que el cuerpo humano de quinta dimensión es una realidad viviente a la que se puede llegar haciendo el trabajo interno de recuperación del poder en el mundo galáctico estelar donde vivimos como estrellas con un cuerpo luminoso carente de memorias adversas a nuestro más claro propósito espiritual.

Te animo a que sigas avanzando por esta vía para crear tu sana intención de liberarte de las memorias y tu cuerpo te lo agradecerá y se sentirá libre y feliz como si nunca hubiera estado preso en un mundo lleno de recuerdos olvidados.

La misión del Uno en el cuerpo humano de quinta dimensión

Cuando uno recibe la orden de ascender desde su inconsciente, hace lo posible por trasladarse al tiempo correcto, el lugar desde donde se vislumbra la posibilidad de ascenso como único remedio posible para la sanación del alma. Pero desde ese espacio en el que no hay recursos disponibles para sobrevivir por ser de materia etérica, es difícil encontrar la salida que el alma te tiene preparada a no ser que seas paciente y tengas la constancia suficiente y la disciplina necesaria para no abandonar el proyecto de cambio que supone una alteración del orden interno para salirte del sistema y del programa que tienes grabado en la mente que forma parte de tu identidad terrenal y te ayuda a mantenerte vivo en la Tierra.

Pero hay otro programa mucho más ambicioso reservado para los iniciados en la escuela espiritual del alma y en ese programa no existe la distorsión que se crea en el cerebro por el hecho de haber vivido tantas vidas, ni el rencor ni la estupidez de creerse superior a los demás por almacenar datos en la mente para parecer inteligente, ni el odio ni la discordia, solo una paz infinita que engloba a todo tu Ser y te traslada a una época dorada en la que sí había posibilidades de ser Uno con todo lo demás y acercarte cada día más a tu Ser espiritual para recibir su ayuda desde el cielo.

La misión del Uno en el cuerpo humano de quinta dimensión consiste en unir ambos mundos, el del cielo y la tierra; el de la mitad masculina y femenina; la noche y el día; el recuerdo y el olvido; la parálisis y el movimiento; el cerebro superior con el inferior… y así hasta recordar que no hay libertad sin Amor a la esclavitud y que si te sientes preso de algo es porque estás destinado a ser libre y deberías poner Amor en tu encierro para salir de él cuanto antes por la puerta grande, sin deseo de venganza contra tu captor.

El recuerdo de la libertad está en el programa del iniciado en la senda espiritual del Amor incondicional y el recuerdo de la venganza al agresor es lo que impide acceder al mundo libre a quien desea ser consciente de su divinidad. No te cierres la puerta por intolerante y escucha la voz del alma que siempre te dará el mejor consejo para tu salud mental al margen de la separación del alma que se instala en la mente para no liberarte nunca del ego.

Recibe este mensaje como prueba de mi Amor y no te sientas agredido si algo te ofende en mis palabras. Soy consciente de que el ego no permite ciertas actitudes coherentes que atentan contra la estabilidad emocional y desgarran el programa por dentro para que no vuelvas a ser el que eras. Si es este tu caso, te doy la bienvenida a mi mundo y te garantizo mi amistad en el futuro.

Te propongo el camino de retorno al hogar de luz del que formas parte y si puedo servirte de ayuda te lo agradeceré, porque cada vez que un ser humano se compromete con su alma a cambiar el rumbo de su vida para conectar con su Ser Superior, se hace consciente de su divinidad y comunica ese mensaje al resto del mundo a través de la Red de Conciencia de Unidad que gobierna el planeta haciendo que todos seamos Uno aunque en apariencia nos separemos.

Gracias por escucharme y seguirme en estas páginas que forman parte del mundo interno creado desde mi cuerpo humano de quinta dimensión.