Mis libros en Amazon

En las sociedades antiguas se procedía a documentar la información a través de símbolos jeroglíficos o glifos que ayudaban a conocerse uno mismo al descubrir su significado.

En el mundo maya se dio un hecho similar con el Oráculo de los dioses o Calendario Maya, que transcribe los mensajes de cómo se percibía el Universo por aquel entonces, teniendo en cuenta que en aquella sociedad tan evolucionada se conocía mucho más de lo que sabemos ahora sobre el desarrollo galáctico del ser humano y en él está grabado el mensaje oculto de las estrellas y su relación con el hombre desde diferentes ángulos y planos de conciencia subliminal.

En su sentido esotérico hay plumas de caballos salvajes que corren desbocados por un camino incierto hacia un destino inalcanzable y víboras de mala sangre y luz apagada en su conciencia que utilizan a la gente para abusar de su energía. Pero también hay mucha luz en el Calendario y si se abre la puerta adecuada a la hora de entender lo que dice con la ayuda del Ser Superior, es una moneda de oro de ida y vuelta y te devuelve lo que le das por trabajar en el mundo con él y hacerlo visible para que el hombre se responsabilice de su potencial sanador como ser humano galáctico.

Voy a descifrar algunos glifos de manera subliminal para que el inconsciente de cada cual decida cómo quiere trabajarlo y se sitúe en el plano que le corresponda por evolución. Pero eso solo será el principio de un largo recorrido por el cielo si de verdad te sientes identificado con el Calendario y utilizas su poder para desarrollarte como persona y Ser estelar.

Para empezar os hablaré de lo que significa ser un Dragón, el primer arquetipo galáctico del Calendario.

El Dragón del Ser Uno

Un Dragón puede echar fuego por la boca o someterse a su dueño si está cansado y aburrido de la vida que lleva encerrado en la cueva medio dormido porque no hay historias que le resulten interesantes.

Pero si ese Dragón se despierta porque tiene algo que decirle a su dueño, trata por todos los medios de que el amo lo vea, lo sienta y lo perciba para darle su mensaje, que suele ser siempre el mismo: «Suelta lo que ya no te sirve porque tengo algo nuevo para ti y necesitas un espacio más amplio para integrarlo».

Ese Dragón puede actuar de diferentes maneras, por un lado ser agresivo e intolerante porque no está dispuesto a cambiar nada de sí mismo o darse un plazo de tiempo razonable para observar cómo sería su vida después de hacer ese cambio si supiera exactamente cuál es el aspecto a cambiar que el Dragón le propone. Pero no siempre es así, y casi siempre se camina a ciegas hasta descubrir cuál es el plan, pero eso no importa, lo que vale es que uno acepta la decisión del Dragón y se convierte en el Ser Uno por excelencia que solo ve luz en su entorno personal y galáctico.

Esto es un ejemplo de darte un arquetipo a nivel subliminal para que tú mismo lo desarrolles en tu vida cotidiana con la experiencia que vives cada día. Espero te sirva de ayuda para crear tu futuro con una visión más amplia de lo que eres.

Noticias relacionadas